Salud Bucal

Una decisión muy interesante que se está planteando en nuestros colegios es la de eliminar ciertos productos de bajo nivel nutricional y alto nivel calórico. Esta acción tan sencilla repercutirá en la obesidad y sobrepeso en los niños (que está empezando a ser preocupante) y en una bajada de hasta el 60% en los casos de caries y otras enfermedades dentales.

Desde la secretaria de Salud se asegura que la Salud Bucal y la salud en general saldrán beneficiada enormemente. Solo hace falta un pequeño acuerdo con el secretario de educación.

“En entrevista en el marco del evento del Día del Odontólogo, el funcionario federal lamentó que los intereses de empresas en la eliminación de este tipo de productos no hayan permitido que el Acuerdo Nacional contra la Obesidad Infantil operara como se tenía pensado, y se haya decidido hacerlo de manera gradual”.

Esta última reseña indica claramente que las empresas privadas y el dinero tienen más fuerza que la salud de nuestros hijos. Tenemos que empezar a tomar cartas en el asunto o el poder económico será el que decida quien muere y quien vive según sus beneficios o condiciones. Creo que ya está pasando, pero empecemos a morder, nunca mejor dicho.

La ingesta de dulces no es el problema principal, sino que se comen de manera recurrente, y los niños no pueden asearse los dientes de manera inmediata, por lo que es común que se forme la placa dento bacteriana, que significa la antesala de la caries.

Si se lograse esto de reducir el consumo de dulces en las escuelas, y que los niños puedan practicar una higiene mínima aunque sea, estaríamos pegándole al problema en un 60 por ciento.

Una buena alimentación y sobre todo una buena higiene dental puede que tardemos en ir a nuestro dentista o a nuestra clínica dental en Madrid o en cualquier lugar del mundo. Si tenemos que ir, por lo menos que sea algo leve.